¿Crees que la ilusión se puede contagiar? Nosotras sabemos que sí.

Porque PEQUEANDO significa para nosotras emocionarse, sentir, mirar a través de la mirada del niño, aprender mientras crecemos y crecer mientras aprendemos todos juntos: niños, familias y Escuela, compartiendo la crianza de los más pequeños en el mejor ambiente posible, en PEQUEANDO.

Nos encanta educar en la sorpresa, la espontaneidad, en el respeto de los momentos de nuestros pequeños y de sus tiempos de aprendizaje, mientras acompañamos a las familias en la irrepetible aventura de criar a sus hijos ¿Puede haber algo más emocionante?

Gracias mamás y papás por pensar en PEQUEANDO para que formemos parte de vuestra familia y que podamos vivir nuestro sueño, el de sentir junto a ellos la experiencia de crecer.

Tratarnos con empatía, educar en el afecto y afianzar el cariño a través de la comunicación, nos aportará a todos, seguridad y confianza. Por eso en PEQUEANDO sabemos que lo importante se encuentra siempre en los pequeños detalles.

Cada día, en nuestra Escuela, comienza una aventura por vivir. Subiros a PEQUEANDO y disfrutad de algo tan bonito como es la ilusión.

QUIENES SOMOS

Formamos PEQUEANDO un grupo de profesionales de la Educación preocupados de  conocer a cada niño individualmente y llegar a formar parte de su familia.

Uno de nuestros objetivos principales es ayudar y acompañar a las familias en el crecimiento y crianza de los pequeños, cuidando mucho de la relación entre familia y Escuela, aportando  seguridad, motivación y confianza tanto en PEQUEANDO como Escuela, como en el natural desarrollo de los niños.

En PEQUEANDO buscamos la calidad en todo lo que hacemos por eso es para nosotras fundamental conocer el desarrollo de cada niño y el ritmo que necesita, respetándole y haciéndole partícipe de sus propios logros. En PEQUEANDO nuestros pequeños son los que aprenden, y nosotras de ellos.

QUIENES SOMOS

Formamos PEQUEANDO un grupo de profesionales de la Educación preocupados de  conocer a cada niño individualmente y llegar a formar parte de su familia.

Uno de nuestros objetivos principales es ayudar y acompañar a las familias en el crecimiento y crianza de los pequeños, cuidando mucho de la relación entre familia y Escuela, aportando  seguridad, motivación y confianza tanto en PEQUEANDO como Escuela, como en el natural desarrollo de los niños.

En PEQUEANDO buscamos la calidad en todo lo que hacemos por eso es para nosotras fundamental conocer el desarrollo de cada niño y el ritmo que necesita, respetándole y haciéndole partícipe de sus propios logros. En PEQUEANDO nuestros pequeños son los que aprenden, y nosotras de ellos.

COMO LO HACEMOSNuestro trabajo puede parecer mágico… ¡y lo es! …pero fundamentalmente consiste en facilitar los motivos, los recursos y el tiempo para poder aprender.

En PEQUEANDO rescatamos el juego para la vida, como modo esencial de expresión de los sentimientos y emociones (todas válidas e importantes) y como herramienta para aprender a conocerlas y saber gestionarlas.

Es además para nosotras un ejercicio de espontaneidad y de gestión del propio tiempo que, lejos de entretener, es la principal herramienta para aprender.

Otro pilar de nuestra propuesta es la escucha de lo que el niño necesita orientando y educando desde la comunicación en positivo.

También las familias son escuchadas, comprendidas y respetadas en PEQUEANDO, por eso abrimos la Escuela a la participación, al intercambio de información y al aprendizaje, buscando y proponiendo actividades que nos implican y modifican alimentándonos de nuevas experiencias.

Y para todo ello, nos damos nuestro tiempo que es el tercer soporte fundamental de PEQUEANDO. Tiempo para reflexionar y encontrar la mejor manera de que el niño sea el verdadero protagonista. Tiempo para enfocarnos en soluciones, para cuidar los detalles, para conocernos y compartir ideas. Pero sobre todo tiempo para que los peques de PEQUEANDO avancen en sus aprendizajes según sus inquietudes y necesidades, según su momento evolutivo.

 

 

 

 

 

 

COMO LO HACEMOSNuestro trabajo puede parecer mágico… ¡y lo es! …pero fundamentalmente consiste en facilitar los motivos, los recursos y el tiempo para poder aprender.

En PEQUEANDO rescatamos el juego para la vida, como modo esencial de expresión de los sentimientos y emociones (todas válidas e importantes) y como herramienta para aprender a conocerlas y saber gestionarlas.

Es además para nosotras un ejercicio de espontaneidad y de gestión del propio tiempo que, lejos de entretener, es la principal herramienta para aprender.

Otro pilar de nuestra propuesta es la escucha de lo que el niño necesita orientando y educando desde la comunicación en positivo.

También las familias son escuchadas, comprendidas y respetadas en PEQUEANDO, por eso abrimos la Escuela a la participación, al intercambio de información y al aprendizaje, buscando y proponiendo actividades que nos implican y modifican alimentándonos de nuevas experiencias.

Y para todo ello, nos damos nuestro tiempo que es el tercer soporte fundamental de PEQUEANDO. Tiempo para reflexionar y encontrar la mejor manera de que el niño sea el verdadero protagonista. Tiempo para enfocarnos en soluciones, para cuidar los detalles, para conocernos y compartir ideas. Pero sobre todo tiempo para que los peques de PEQUEANDO avancen en sus aprendizajes según sus inquietudes y necesidades, según su momento evolutivo.

 

UN DIA PEQUEANDO

Desde la entrada a los cuidados más cotidianos, todo tiene para nosotras un significado, una forma de hacerse, un porqué sin olvidarnos de dejar espacio a la espontaneidad, la imaginación y la magia de los momentos especiales.

En PEQUEANDO cuidamos tanto los espacios en los que se mueven nuestros niños como los materiales que utilizan, por eso experimentamos con materiales naturales, texturas distintas, objetos de la vida cotidiana que acercan a los niños al reconocimiento de su cuerpo y el entorno en el que viven.

La educadora PEQUEANDO es la figura del acompañante del niño en sus aprendizajes aportando seguridad, ayuda, apego y apoyo sin asumir el papel protagonista. Observa y promueve circunstancias y situaciones para que todo lo que se haga persiga un fin (crear, explorar, disfrutar, descubrir, experimentar mientras jugamos) sin olvidarse de esos pequeños límites y normas que proporcionarán seguridad y tranquilidad a los niños.

En PEQUEANDO, en ocasiones especiales, compartimos actividades en grupos heterogéneos en ciertos momentos lo que facilita experiencia entre diferentes edades y aprendizajes muy enriquecedores.

Para nosotras la alimentación es un momento placentero y de aprendizaje que se debe disfrutar igual que los momentos dedicados a la higiene, que en PEQUEANDO es un tiempo íntimo de intercambio y comunicación entre el adulto y el niño.

Diariamente también cuidamos el descanso, tan importante en el desarrollo del niño, sabiendo que es necesario y cuándo lo necesita cada uno.

En nuestra Escuela confiamos en los niños, les dejamos hacer. Procuramos un buen desarrollo que les aporte la seguridad necesaria para que aprendan a resolver pequeños problemas.

UN DIA PEQUEANDO

Desde la entrada a los cuidados más cotidianos, todo tiene para nosotras un significado, una forma de hacerse, un porqué sin olvidarnos de dejar espacio a la espontaneidad, la imaginación y la magia de los momentos especiales.

En PEQUEANDO cuidamos tanto los espacios en los que se mueven nuestros niños como los materiales que utilizan, por eso experimentamos con materiales naturales, texturas distintas, objetos de la vida cotidiana que acercan a los niños al reconocimiento de su cuerpo y el entorno en el que viven.

La educadora PEQUEANDO es la figura del acompañante del niño en sus aprendizajes aportando seguridad, ayuda, apego y apoyo sin asumir el papel protagonista. Observa y promueve circunstancias y situaciones para que todo lo que se haga persiga un fin (crear, explorar, disfrutar, descubrir, experimentar mientras jugamos) sin olvidarse de esos pequeños límites y normas que proporcionarán seguridad y tranquilidad a los niños.

En PEQUEANDO compartimos actividades en grupos heterogéneos en ciertos momentos lo que facilita experiencia entre diferentes edades y aprendizajes muy enriquecedores.

Para nosotras la alimentación es un momento placentero y de aprendizaje que se debe disfrutar igual que los momentos dedicados a la higiene, que en PEQUEANDO es un tiempo íntimo de intercambio y comunicación entre el adulto y el niño.

Diariamente también cuidamos el descanso, tan importante en el desarrollo del niño, sabiendo que es necesario y cuándo lo necesita cada uno.

En nuestra Escuela confiamos en los niños, les dejamos hacer. Procuramos un buen desarrollo que les aporte la seguridad necesaria para que aprendan a resolver pequeños problemas.